Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 31 de julio de 2013

UNA GRAN SOLUCIÓN PARA LAS PYMES… A VENDER SE HA DICHO!!

      La gran disyuntiva de las empresas siempre es ¿Cuando? ¿Cuánto? ¿Cómo? ¿En Dónde? Hacerse publicidad.  Hoy por hoy una buena estrategia de mercadotecnia, seguido de una  imagen corporativa bien definida y publicidad eficiente con una mezcla de medios adecuada y objetiva son parte medular de el éxito de una empresa,  aun  en el hipotético caso de estar ofreciendo un producto o servicio único, la realidad es que más temprano que tarde la competencia se presenta y amenaza la estabilidad y crecimiento de las ventas.  Hasta aquí no hemos contado nada nuevo, hace unos días en una charla a emprendedores Pyme les explicaba esto mismo y sin menor duda todos asentaban con la cabeza, en señal  de aprobación a mis palabras, pero en su mirada podía observar lo lejano que parecía para ellos contar con un grupo de profesionales que idealmente ocupara los espacios destinados a creativos y mercadologos, dentro de un estupendo edificio corporativo, cómodo, lujoso y moderno.  

       La otra opción no menos desalentadora es contratar a un todòlogo joven “pasante o
experiencia no necesaria” es lo que encabeza su lista de peticiones cuando publican los anuncios de vacante, con habilidad para aprender, propositivo, disponibilidad de horario y auto propio.  Confieso que en mis primeros  años profesionales esta clase de anuncios me generaban dos sentimientos completamente opuestos: 1 La altísima posibilidad de ser contratada y 2. La amenaza de empresa poco profesional y seria que tenía frente a mí.  Por otra parte esto mismo va deformando la actitud de los empresarios hacia estos departamentos, si binen contratar al joven inexperto sin referencias resulta la opción barata y rápida, la realidad es que hay que sacarse la lotería pagando un costo altísimo para atinarle al empleado indicado, la realidad es que como la lotería eso es un premio casi imposible de ganar, por otra parta con todo y eso, siempre nos estaríamos quedando cortos, ya que esta área es muy demandante en tecnologías como herramientas de trabajo y en mano de obra multidisciplinaria.


     La solución está más cercana de lo que imaginan.  Actualmente la oferta profesional en el ámbito de la publicidad y la mercadotecnia se ha diversificado ampliamente, no solo podemos encontrar agencias mas especializadas, ocupadas de atender específicamente nichos de mercado o disciplinas particulares dentro del ámbito de la publicidad o mercadotecnia, un ejemplo de ello podemos encontrarlo en agencias especializadas en estudios de mercado, promoción en retail, diseño  gráfico, street marketing, etc. también encontramos una excelente opción para las empresas jóvenes o pequeñas, las cuales no justifican aun, la contratación de un grupo de especialistas en mercadotecnia y publicidad, ya sea por presupuesto o por la naturaleza misma de la empresa, la mejor opción sin lugar a duda es “OUTSOURSING”

    Outsourcing es un término inglés muy utilizado en el idioma español, pero que no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE). Su vocablo equivalente es subcontratación, el contrato que una empresa  realiza a otra para que ésta lleve a cabo determinadas tareas que, originalmente, estaban en manos de la primera.
      El outsourcing, en otras palabras, consiste en movilizar recursos hacia una empresa externa a través de un contrato. De esta forma, la compañía subcontratada desarrolla actividades en nombre de la primera.
      Las ventajas comparativas a la hora de contratar una agencia de outsourcing van en distintas dimensiones, en cuanto a la administración y costo de la mano de obra, la gran ventaja se nota desde el momento en donde las cargas fiscales y sociales están a cargo de la agencia que presta el servicio, debiendo ser esta responsable de todo su personal, por otro lado, el equipamiento de las áreas e instalaciones las mismas agencias ya los tienen, por si fuera poco, las agencias especializadas en este servicio, tienen a su cargo mercadologos, comunicólogos, diseñadores y especialistas para cada una de las tareas que hay que desempeñar.  El costo es significativamente más bajo, convirtiéndose en una fracción de lo que representaría asumir el costo completo del equipo de trabajo, sin que eso represente una disminución en la calidad del servicio, sino todo lo contrario, se pueden establecer clausulas y condiciones bien claras que definan las expectativas mínimas que requerimos de la agencia prestadora del servicio, siendo motivo de recisión o penalización del contrato las falencias a lo acordado.   Esto resultará siempre más efectivo que asumir el costo de despedir a un equipo de trabajo que no corresponde a nuestras expectativas y en definitiva la posibilidad de obtener resultados profesionales y de buena calidad se eleva considerablemente.


Adriana L. Molina Enríquez R
Links Management Int.
amolina@linksmanagement.com.mx


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus Comentarios son muy importantes para mi